Wu-Shu

Los comienzos del Judo en Aragón

José Ángel Guedea Adiego

8º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Los comienzos del Judo en Aragón

Desde 2004 a 2009, con mi amigo Paco Gracia tuvimos la oportunidad de llenar, una vez a la semana, una página del periódico aragonés Equipo con Judo. Cada martes salía “la página de Judo”. Y fueron seis años, 312 martes donde nunca faltamos a la cita. 

Entenderéis que llenar una página de Judo cada semana puede resultar complicado en una Autonomía donde a veces no había mucho movimiento. 

Decidimos en un momento determinado tratar de hacer una historia del Judo en Aragón. Buscamos y entrevistamos a los más antiguos e hicimos también una historia de cada club. 

Con los datos sacados de estas entrevistas y este trabajo y el apoyo de mi amigo y socio Jesús Sánchez, siempre muy bien informado, voy a tratar de relatar como fue el Judo en Aragón en su primer momento.

El Judo apareció en España hacia 1950, en Madrid, Barcelona y Zaragoza.

Los introductores fueron en Madrid fue el peruano Alfredo San Bartolomé, en Barcelona el francés Henri Birnbaum y en Zaragoza el belga Albert Van Dick.

Van Dick nos contó en su entrevista que con 15 años practicaba lucha grecorromana en Amberes. Cada seis meses llegaba un barco japonés cargado de bicis y motos para vender en el puerto. El barco estaba atracado unos meses y los japoneses tenían una sala de Judo en el barco. Había conseguido relacionarse con ellos y le dejaban practicar. Y así, cada vez que llegaba un barco nuevo.

Llegó a España, después de estar tres años en Francia, atravesando a pie los Pirineos hasta llegar a Sallent de Gállego. De allí a Panticosa, en autocar a Sabiñanigo y en tren a Zaragoza. En Zaragoza consiguió entrar a impartir clase de francés en los jesuitas.

Al poco tiempo un profesor le sugirió la idea de enseñar Judo. Alquilaron un local en General Mola num. 46 (esquina con Alar del Rey) por 300 pesetas, montaron una lona de 6x6 y empezaron: se llamó Academia de Judo y ju jutsu Zaragoza. En el despacho de la misma sala Van Dick impartía también sus clases de francés.

En General Mola 46 estuvieron tres años. Les solicitaron el local para montar una academia de preparación militar y tuvieron que trasladarse a la calle Maestro Marquina. En ese tiempo Van Dick tuvo una dolencia cardiaca y se hizo ayudar por un inglés cinturón negro, el profesor Jetzs.

En Maestro Marquina apenas estuvieron un año. 

Un alumno, Julián Muro, director de Radio Zaragoza, tenía un sótano debajo de los locales de la Radio y propuso instalarse allí. Esto fue en 1957, la sala se llamó Judokwai. Allí los profesores fueron los primeros meses, Jetzs, Jacques Picard y Jean Pierre Salart. Luego se hicieron cargo los franceses Fermin Cheval y Fernando Jaume (que solo estuvo 7 meses). 

En 1958 por medio del francés Henri Birnbaum que estaba en Barcelona, llegó a Zaragoza Robert Muratore que estuvo en Zaragoza hasta 1961.

Muratore fue el responsable de los primeros cintos negros en Aragón: José Manuel García, Luís Zapatero, Miguel Ucelay, Manuel Yagüe…

Cuando Muratore se fue, la dirección del club decidió que fuera Luís Zapatero, alumno del centro, quien se hiciera cargo de las clases. Zapatero empezó en 1962 y mantuvo el club hasta 1980.

De esa primera generación de Judokwai salieron los Profesores: José Manuel García, Jesús Vicente, Ángel Claveras, Pedro Auría, Jesús Sánchez, Manuel Hernández…

En 1967 en Jaca, Luís Ibáñez, alumno del Judokwai, comenzó a impartir clases en la c/Costa, lo que llamó club Kanpai. Luego el Kanpai se trasladó en 1971 a la c/Levante haciéndose cargo de las clases José María Lacasta hasta que 1991 se ubicó en el  Polideportivo, donde sigue en la actualidad.

En 1969, José Manuel García 1º dan de Judo abre en la c/Francisco Victoria el Club Deportivo Northland, que más tarde pasará a llamarse Gimnasio Victoria.

En esas fechas el Judo y el karate convivían, y a principio de los setenta se abrieron otros clubes en Zaragoza y en otros puntos de Aragón. 

En la Academia General Militar, José Manuel García fundó una sección como club de Judo donde también impartía ju jutsu y defensa personal.

Un grupo de médicos se juntó y abrió el Judo karate club en la c/López Allué, donde también se impartieron clases de Judo y Antonio Piñero fundó el Karate kan, en la c/ San Antonio María Claret donde también se hizo Judo.

Resumiendo, las primeras salas:

1ª sala de Judo en ZaragozaGeneral Mola 46 (esquina c/ Alar del Rey)duró tres años

Su Profesor, el holandés Van Dick

2ª sala: Se trasladó a Maestro Marquina donde estuvo un año. Allí también colaboró el inglés Jetzs.

3ª sala: De allí pasaron a Marina Moreno 21. El Judokwai. 

Allí los profesores fueron al principio Jetzs, Jacques Picard y Jean Pierre Salart. En 1957 se hizo cargo Fermin Cheval y Fernando Jaume (que solo estuvo 7 meses).

En 1958 a través de Birnbaum llegó a Zaragoza Robert Muratore y que permaneció hasta 1961. Al irse Muratore, en 1962 se hizo cargo Luís Zapatero hasta 1980.

4ª sala en 1967 en Jaca. Luís Ibáñez empieza con el club Kanpai. 

5ª sala el Budokan en María Lostal. Una “filial” del Judokwai. Duró poco tiempo.

6ª sala: en la AGM dirigida por José Manuel García García.

7ª sala: C.D. Northland que inicio José Manuel García en 1969 y que convertido en Gimnasio Victoria aguantaría hasta 1999.

8ª sala: Jesús Vicente monta en 1971 el Shotokan en la calle Sangenis, trasladado a la c/Capitán Pina llamado más tarde Paseo de Calanda y que resistiría hasta junio de 2013.

9ª sala en Teruel una sección de la OJE que comandó Antonio Peña.

Y a partir de aquí comenzó a practicarse el Judo en colegios, empezaron a proliferar clubes de Judo, que abrieron y cerraron. Y algunos han aguantado y hasta hoy.

Y estos podríamos decir que son los comienzos del Judo en Aragón.