Kendo

Por disciplina

José Ángel Guedea Adiego

8º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Por disciplina

A menudo la palabra disciplina tiene una connotación negativa. Y se debe a que la ejecución forzosa de la orden, puede ser regulada a través de una sanción. 

Los primeros días de curso, hay que ir comunicando las normas por las que nos vamos a regir en las clases de Judo. Horario, momento de llegar, de empezar, de conducirse durante la sesión, de donde y como colocarse en cada momento… y esto que dicho así parece tan sencillo y tan intranscendente es lo que es la disciplina: conjunto de reglas para mantener el orden entre los miembros de un grupo.

Y el cumplimiento de estas normas es lo que le va a dar al judoka confianza durante la sesión, pues va a saber en todo momento como él y todos, nos vamos a conducir.

En los grupos ya instaurados que ya conocen las normas, las nuevas incorporaciones lo tienen muy fácil. Y nosotros también. Casi no hay que decirles nada. En sus cerebros actúan lo que los especialistas denominan “las neuronas del espejo”: el comportamiento contagioso.

Los que se van incorporando aprenden el comportamiento por imitación.

Leer más...

Nuestros miedos

José Ángel Guedea Adiego

8º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Nuestros miedos

“La ignorancia es muy atrevida”, decía mi madre cuando nos veía salir de casa para realizar un examen que ella consideraba que no habíamos preparado lo suficiente.

Y así como la ignorancia es muy atrevida, también la inconsciencia con que nos hemos conducimos a veces es atrevida y muy peligrosa.

Leer más...

No le riñas, ¡ayúdale!

José Ángel Guedea Adiego

8º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

No le riñas, ¡ayúdale!

Cuando empecé a practicar Judo, las sesiones se componían de un calentamiento, una serie de caídas, un trabajo técnico de aprendizaje y práctica de las técnicas, y un tiempo de randori. 

El trabajo técnico y el randori, podía ser en pie o suelo. Habitualmente te ponías con un compañero, solía ser siempre el mismo y trabajabas con él. Todos nos emparejábamos casi siempre con el mismo compañero que solía ser nuestro amigo, o con el tiempo llegaba a serlo, y porque nos resultaba cómodo y finalmente llegábamos a ser unas parejas clásicas en cada sesión. 

En el tiempo de randori, aunque a veces también nos costaba cambiar, nos poníamos con los demás y practicábamos con otros. 

Leer más...

Educadores

 

Jose Ángel Guedea Adiego

8º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Educadores

El poeta cubano José Martí dice que “Hay un solo niño bello en el mundo y cada madre lo tiene”. Y es cierto. Para cada madre su niño es lo más bonito, lo más importante del mundo, ¡lo más!

Y queriendo lo mejor para ese niño, los padres nos lo traen al club, nos lo confían, lo ponen en nuestras manos y para nosotros de momento ese niño es un niño más en la sesión, una cuota nueva, uno más con el que habrá que conjugar en el grupo…

Para nosotros de momento, simplemente es un niño más…

Pero ¿qué buscan los padres? ¿Por qué nos los traen?

 

Leer más...

Aprender a jugar con lo que nos viene

José Ángel Guedea Adiego

8º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Aprender a jugar con lo que nos viene

Dice el psicólogo deportivo Rainers Martens, que el mejor Profesor de un deporte, no es el que más sabe sobre su deporte, sino el que mejor conoce a sus alumnos y las razones que les han llevado a practicarlo. Y esto es perfectamente aplicable al Judo.

Cuando yo empecé a practicar Judo, las sesiones se componían de un tiempo importante de calentamiento a base de unos ejercicios de gimnasia individuales, tiempo para caídas todos a la vez, de espalda, girando todos 45º para las laterales y en una fila por orden de cinturón de frente rodando. 

Leer más...

Judo, estamos en paz

José Ángel Guedea Adiego

8º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Judo, estamos en paz

En el articulo de la quincena pasada, instaba a los judokas a agradecer y reconocer la labor de su Profesor, ahora quiero hacer ver que los Profesores también tenemos razones para estar agradecidos a nuestros alumnos.

Agradecidos inicialmente a sus padres cuando nos los confían siendo pequeños, pensando que el Judo les va a ayudar en su formación.

Luego a ellos, cuando incluso de muy pequeños comienzan a hacernos notar que nos vamos haciendo importantes en su vida.

Leer más...