Defensa Personal

La Defensa Personal, Defensa Personal Operativa y Defensa Personal para la mujer

La Defensa Personal siempre estuvo presente en esta Federación deportiva, desde su creación, como prolongación de las propias actividades marciales ya que la Defensa Personal era una forma más de entrenamiento dentro de cada disciplina, digamos una aplicación práctica de las mismas, y objeto de exhibiciones en todos sus eventos.

En 1978 quiso darse un paso adicional desde el punto de vista político, organizativo, de especialización y competitivo en relación con otras Federaciones deportivas también de ámbito marcial (Karate, Taekwondo…). Tal esfuerzo desembocó en el reencuentro con el Jiu-Jitsu.

En 1986 se produce un nuevo movimiento de avance en la Defensa Personal federada; se organiza el Departamento, se acuña el nombre “Defensa Personal” ante el Consejo Superior de Deportes, se crea un programa, un sistema de cursos de especialización y examen y se establecen los niveles de “Experto en Defensa Personal nivel Básico” y “Experto en Defensa Personal nivel Superior”previos al Cinturón negro y los títulos de enseñanza de “Profesor de Defensa Personal y Maestro-Entrenador Nacional de Defensa Personal”. 

Antes y después de la Olimpíada de Barcelona 92 se expiden miles de diplomas y se consolida una gran demanda de titulaciones de enseñanza.

En la década de los 90 se mantiene dicha situación y se incorpora la homologación de profesor de Defensa Personal, en sus correspondientes grados, a las titulaciones de las otras disciplinas tras realizar la oportuna especialización en los cursos de formación del profesorado de éstas.

Tras determinados contactos y movimientos a partir del año 1999 es en el año 2001 donde comienza el despegue de la actual Defensa Personal, de carácter deportivo, y en 2005 su rama profesional, la Defensa Personal Operativa,  y una rama específica centrada en la Mujer.

 

D. Ángel Gasco Leranca 
Comisión Nacional Defensa Personal
Real Federación Española de Judo y Deportes Asociados