Inicio

Las Jornadas de Torrelavega: unas Jornadas con solera

José Ángel Guedea Adiego

8º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Las Jornadas de Torrelavega: unas Jornadas con solera

Ya han pasado 20 años, en que sentado junto a Raúl Merino en pleno agosto en la playa del Postiguet participando en un curso en Alicante, agobiados por el calor, Raúl comentaba que un curso como el de Alicante con otro clima, en el norte, sería ideal. 

Y comentaba la posibilidad de realizar un curso en la zona de Torrelavega.

Analizábamos pros y contras. Volvimos cada uno a nuestra casa, pero la cabeza de Raúl debió seguir rumiando el tema…

Leer más...

Referentes

José Ángel Guedea Adiego

8º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Referentes  

¿Quién fue tu referente en Judo maestro? Me pregunta mi alumno David Crespo.

Y como un referente es una persona tomada como modelo o patrón de una actividad, trato de pensar y recordar quien pude tener como referente.

En la vida todos tenemos nuestros referentes. Los primeros son nuestros padres.

Conforme crecemos y realizamos más actividades, conocemos más personas y en cada actividad que realizamos tenemos nuestro referentes.

Leer más...

Ser superado por su alumno

José Ángel Guedea Adiego

8º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Ser superado por su alumno

Cuando empezamos a impartir clases de Judo, vamos conociendo a nuestros niños. 

Alguno se  entrega, y nosotros ilusionados también, le dedicamos una mayor atención. De esta forma, a través de lo que en psicología se ha dado en llamar  “efecto Pigmalión”, ese niño  progresa más. Nos dedicamos más a él y surge un trato especial.

Los profesores de Judo tenemos una peculiaridad que nos diferencia de cualquier  profesor de otra materia. Y es que empezamos con nuestro judoka cuando es pequeño, y mantenemos con él una relación de por vida.

Lo empezamos a conocer. Conocemos su entorno, su familia, su forma de vida… Nos vamos implicando, tratamos de ayudarle, se confía, te cuenta… al conocerle mejor, y empezar “a domesticarle”, como se dice en el Principito, lo hacemos nuestro, comenzamos a quererle, de alguna manera le queremos ayudar.

Leer más...

Pepín Busto, todo un pozo de sabiduría

José Ángel Guedea Adiego

8º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Pepín Busto, todo un pozo de sabiduría

¿Qué tal estás Pepín? “Sin entrar en detalles, muy bien. Pero José Ángel permíteme  un consejo: no preguntes nunca a una persona mayor como se encuentra, porque te lo cuenta.”

Esta fue la respuesta que me dio Pepín Busto en una ocasión.

José Busto Cortina, pionero del Judo en España. Alumno del maestro Birnbaum. Judoka de la primera camada de alumnos del Judo club Barcelona. Camada que componían entre otros Aparicio, Pons, Serna, Talens, Nacenta, Casanovas, Diaz…

Tenía el número 13 como cinto negro en España.

Lo conocía de oídas y de haberlo leído en documentos y revistas de Judo de la época. 

Leer más...

Respeto y confianza

José Ángel Guedea Adiego

8º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Respeto y confianza

¡Totalmente prohibido burlarse, insultar y amenazar!, pero ¡ni en Judo, ni nunca!, tengo que decir en alguna ocasión cuando algún judoka, suele ser pequeño o adolescente, durante un juego en el calentamiento, se viene arriba y se burla de un compañero al producirse cierta situación.

Todas las personas por nuestra dignidad como seres humanos tenemos derecho a ser tratados con respeto.

El respeto es una actitud en la vida que se enseña a través del ejemplo.

Muchas veces la razón principal por la que los padres traen a sus hijos a Judo, es porque necesitan que alguien de fuera les marque unas normas, que imparta disciplina aunque sea fuera de casa, porque intuyen que luego  ya trascenderá en la vida de su hijo. 

Y es por eso por lo que nos los traen a Judo.

En su momento escribí un artículo que titulaba “la principal virtud del judoka”, donde indicaba que la principal virtud del judoka es el respeto.

Y decía en el artículo:

Leer más...