Inicio

Uno escribe para que le lean

José Ángel Guedea Adiego

7º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Uno escribe para que le lean

Una vez en una entrevista un escritor decía que escribir significa que se es capaz de sentir mejor que los demás y transmitirlo después.

Y decía “hacemos diferente una cosa que todo el mundo alrededor sabe hacer: escribir”.

Yo tuve un accidente con el coche en 2000. Resultado: traumatismo craneoencefálico grave y varias fracturas en fémur y muñeca. Consecuencias: unos días en coma en la UCI, un mes hospitalizado y tres meses sin poder andar. 

En el tiempo en que estaba recuperando unos alumnos me regalaron el libro “El derecho y el placer de escribir” de Julia Cameron, que fue el detonante junto a mi situación de inactividad física, e imposibilidad de hacer otras cosas de que comenzara con mis escritos.

Leer más...

Entonces ¡hay que seguir!

José Ángel Guedea Adiego

7º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Entonces ¡hay que seguir!

“Habéis elegido el deporte más bonito pero también el más ingrato” 

Esta frase que dijo el maestro Chung en un curso en Zaragoza hace muchos años, me vino a la cabeza en el pasado campeonato de España senior que se celebró en Pinto y donde yo acudí en calidad de espectador, viendo como algunos competidores que me consta que se lo toman en serio, perdían el primer combate. 

Viendo su desilusión y la de sus entrenadores con los que se habían entregado y preparado con ilusión el campeonato, recordé cuando con mi alumno Manuel Orgaz a principio de los 90 nos ocurrió lo mismo en alguna ocasión.

Leer más...

Con nuestro ejemplo

José Ángel Guedea Adiego

7º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Con nuestro ejemplo

Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera (Albert Einstein).

Los judokas “nos alimentamos” de muchas cosas. No solamente de las técnicas que aprendemos, sino también de imágenes, sonidos, olores y sensaciones. Todo lo que absorbemos diariamente en el club y en las clases alrededor del Judo, entra en nuestra conciencia y se queda ahí en forma de semillas que algún día podrán dar fruto.

Los Profesores de Judo con nuestro ejemplo estamos sembrando semillas de manera constante en nuestros alumnos y cuando insistimos, haciéndolo, estamos regándolas. Con el paso del tiempo estas florecen espontáneamente y logramos que el objetivo que nos hemos propuesto se asiente en ellos.

Y hay que tener cuidado porque el mal comportamiento florece de la misma manera. Si el ejemplo no es bueno… si nuestros alumnos captan malas formas, malos hábitos, faltas de respeto, críticas habituales… acaban también por aflorar en ellos.

Leer más...

No hay otra

José Ángel Guedea Adiego

7º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

No hay otra

Yo no llegué a conocer a mis abuelos, aunque si a mis dos abuelas. Tampoco conocí a mi padre que murió con 35 años de lo que se diagnosticó entonces como una angina de pecho cuando yo tenía dos años.

En las familias hay momentos en que todo son nacimientos, comuniones, bodas… También en un momento determinado, hay una época en que los mayores empiezan a marchar y como rondan la misma edad…

En Judo puede pasar parecido. En España el Judo es relativamente joven. Empezó hacia 1950 y los pioneros, ahora tienen su edad y los que pusieron las bases del Judo en España empiezan a dejarnos.

Leer más...