Inicio

Referentes

José Ángel Guedea Adiego

8º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Referentes  

¿Quién fue tu referente en Judo maestro? Me pregunta mi alumno David Crespo.

Y como un referente es una persona tomada como modelo o patrón de una actividad, trato de pensar y recordar quien pude tener como referente.

En la vida todos tenemos nuestros referentes. Los primeros son nuestros padres.

Conforme crecemos y realizamos más actividades, conocemos más personas y en cada actividad que realizamos tenemos nuestro referentes.

Nuestros padres primero, luego los maestros y los profesores en la escuela o el colegio y también otros adultos mayores, tíos, amigos con los que nos vinculamos, pueden asumir ese papel de referentes e influenciar en muchas de nuestras acciones o decisiones.

En mi caso, mi padre falleció cuando yo tenía dos años, mi primer y referente toda la vida ha sido mi madre.  Mi madre, que enviudó muy joven con cinco hijos que sacar adelante, la mayor de seis años, lo hizo de manera ejemplar, nos educó y nos inculcó valores que nos han servido para desenvolvernos en la vida.

Todos tuvimos nuestros profesores en el colegio. De algunos, su recuerdo no nos dice nada y otros tuvieron una influencia importante en nuestras vidas.

En el mundo del Judo, en mi mundo del Judo mi primer referente fue mi Profesor Ángel Claveras. En este tiempo conocí a otros judokas, alumnos, profesores, compañeros que seguro también fueron referentes, aunque ahora no recuerdo.

El segundo referente para mí, también para mi Profesor y muchos de mis compañeros, fue el Profesor francés Jean Cotrelle, que nos marcó con el Judo y las formas que traía. Juan Cotrelle alumno del pionero francés Jean Puyol, a su vez alumno de Ichiro Abe, cuando llegó a Zaragoza nos descubrió el Judo.

Y más tarde mi referente ha sido el maestro francés Jacques Le Berre, que me ha impregnado ya no solo por su Judo sino por su forma de ser y todas las cualidades que le rodean. 

Incluso ahora ya mayor, cuando se pone el judogi, desprende una energía, y una fuerza que a profesores franceses les hace decir: “¡sacre Le Berre!”

Y como referentes son todas aquellas personas que nos han marcado, además de estos tres Maestros, han sido referentes para mi todos los judokas con los que me he relacionado, de los que he aprendido y que han podido influir en mis decisiones y en mi vida.

Cada uno en su parcela unos como profesores, otros como entrenadores, federativos, árbitros, competidores, todos con los que he podido compartir una conversación y un tiempo de nuestra vida

Ahora también cuando miro a mis alumnos, algunos me resultan referentes. 

Aprecio como el Judo les ha ayudado a formarse, y veo con orgullo como se desenvuelven en su vida profesional, su determinación, su confianza, como exhiben sus conocimientos, y como llenos de  valores se enfrentan a la vida.

Y no se si lo que añoro es su juventud, su vitalidad, su forma de ser, el momento en que están, o el futuro que se preparan.

Yo no recuerdo como era a su edad, ni como me resolvía, pero si ahora volviera a tener su edad, pienso que me gustaría en muchos casos parecerme a ellos.

Y es que me resultan referentes.