Inicio

Al pie del cañón

José Ángel Guedea Adiego

7º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Al pie del cañón

Daniel Grossin es un amigo de Raúl Merino que habitualmente reside en Paris. Pasa el verano en Suances de donde se conocen. Practicó Judo de joven y es un firme seguidor de mis artículos cuando los cuelga Alfonso Escobar en la página de la RFEJYDA.

Cuando en verano voy a ver a Raúl, en Suances me comenta siempre, que los lee y que le gustan y me dice que debería compilarlos en un libro. 

Agradezco que lo piense y que me lo diga, pero en su momento ya he publicado dos libros. Entiendo que podría volver a hacerlo, pero como lo que me gusta es escribir y nunca lo consideraría completo pienso que los artículos se leen más y están a disposición en la página de la Federación, el que tenga interés se los puede imprimir y guardarlos, y a mi me sirve de aliciente para seguir escribiendo.

Como Daniel solo conoce los artículos colgados en la página de la Federación, al volver este año de haber estado con él en las Jornadas en Torrelavega y previendo pasar unos días en Suances y queriendo llevarle algo he rescatado las reflexiones colgadas en Arajudo, las he agrupado por años, son siete años, (del 2008 al 2014), las he impreso y encuadernado para cuando visite a Raúl, llevarle lectura.

Leer más...

Empezando de nuevo

José Ángel Guedea Adiego

7º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Empezando de nuevo

Cuando yo empecé a practicar Judo, lo normal durante la sesión era practicar Judo con el mismo compañero. Normalmente después del calentamiento, siguiendo la indicación de nuestro profesor, nos emparejábamos nosotros y elegíamos si podíamos al que era “nuestro mejor amigo”. 

A veces no era así y te tocaba ponerte con el que quedaba desparejado que si coincidía que era cómodo y trabajador te salvaba la sesión pero si te tocaba el “torpón” o el que gustaba enredar te arruinaba el día.

Se cambiaba de compañero en el momento de hacer randori, pero no en el trabajo técnico.

Leer más...

Día a día

José Ángel Guedea Adiego

7º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Día a día

Considero que soy una persona previsora. Me encuentro cómodo cuando en cualquier circunstancia siento que controlo la situación. Hasta donde depende de mí, si puedo, trato de tener previsto todo lo que tengo que hacer.

Decía Séneca: “En tres tiempos se divide la vida: en presente, pasado y futuro. De éstos, el presente es brevísimo; el futuro, dudoso; el pasado, cierto.”

Y pensar en ese futuro, siendo dudoso, resulta a veces agobiante y complicado.

Leer más...

Pues ya está bien

 

Jose Ángel Guedea Adiego

7º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Pues ya está bien

Vuelvo a rescatar un articulo que pasé y colgó Jesús Asensio en Arajudo  en 2009 a raíz de que una niña de la categoría cadete en Aragón resultó campeona de España y abrió una entrevista en un periódico local con el titular de ¡quiero ser olímpica!

Y como digo en el artículo veo con ilusión como un cadete después de su primera medalla nacional tome esa determinación. Eso implica trabajo para todos, pero sobre todo para el entrenador.

La naturaleza es muy sabia. Los hijos se pueden tener cuando los progenitores están fuertes y pueden sacarlos adelante.

En Judo pasa parecido. Empezamos a trabajar con niños siendo muy jóvenes cuando tenemos en torno a veinte años. Llegando a los treinta es cuando nuestros alumnos comienzan a tener sus primeros resultados autonómicos, quizá nacionales.

Y aquí viene el artículo:

Leer más...

Marzo de 1970

 

Jose Ángel Guedea Adiego

7º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Marzo de 1970

Desde la Federación Española se convocó el campeonato de España esperanzas y junior.

Nuestro profesor Ángel Claveras comentó que en el club Judokwai se iba a realizar una tarde un entrenamiento- selección para asistir al sector de dicho campeonato. 

Los cuatro o cinco en “edad de merecer”, acudimos a ese entrenamiento. Tengo que reconocer que entre todos los que asistimos no llegábamos a completar todos los pesos y que simplemente se realizó un entrenamiento, se nos peso y se nos adjudicó la plaza.

¡Mi primer campeonato de España! Yo tenía 15 años y era cinturón naranja desde diciembre. Había empezado a practicar Judo en abril, en junio obtuve el amarillo y en diciembre el naranja. 

No recuerdo si los días anteriores hicimos algo especial por el hecho de “haber sido seleccionado”, lo que si que recuerdo la ilusión y las expectativas que provocaba en mí la proximidad del viaje.

Leer más...