Inicio

Confinamiento

José Ángel Guedea Adiego

8º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Confinamiento

Siendo siempre previsor y gustándome escribir, tengo artículos escritos y almacenados en la recámara. 

Pensando cual era el que iba a mandar para la siguiente quincena a Alfonso Escobar, informático de la Española que gestiona la página, con lo que estábamos pasando, no veía sentido a tratar otra cosa que no fuera esta confinación a la que nos vemos obligados por la situación.

En la segunda semana del mes de marzo en Zaragoza, a raíz de los contagios que se estaban produciendo, el Gobierno de Aragón, decide suspender las clases a partir del lunes 16 en todos los centros escolares, colegios y Facultades Universitarias.

Mi amigo y socio Jesús Sánchez, dice que siendo que suspendían las clases en los colegios, teníamos que avisar a todos los niños y suspender en el club las clases, por lo menos de niños. 

Concretamos juntarnos el domingo día 15 por la mañana, para ver que decisión tomábamos.

El sábado por la tarde-noche el Presidente del Gobierno declara el estado de alarma.

Ya no teníamos nada que decidir, el Presidente había decidido por nosotros.

Leer más...

Mucho Judo acumulado

José Ángel Guedea Adiego

8º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Mucho Judo acumulado

Mi amigo Paco Gracia está metido en grupos de Whatsapp. Uno de ellos es con sus colegas de cuando competía.

Llevaba amenazando con que los iba a reunir un día en Zaragoza y que necesitaría un tapiz para hacerse una foto en judogi. Los tatamis que maneja Paco son en colegios y en fin de semana es más problemática la situación y me preguntó si se podría hacer en el club, en Las Fuentes. 

Lo consulté con Jesús Sánchez y como tampoco puso ningún inconveniente le dije que cuando tuviera previsto día y hora nos lo dijera para organizarlo. Le comenté también la posibilidad de realizar un entrenamiento y me dijo que alguno de los que iba a venir había comentado que ya no saludaba en seiza, por lo que abortamos esa opción.

Leer más...

Lo que nos gusta escuchar

José Ángel Guedea Adiego

8º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Lo que nos gusta escuchar

A todo el mundo le gusta que se le contemple, se le considere, y que en su trabajo se le valore.

A los Profesores de Judo nos gusta que se valore nuestra dedicación, nuestra capacidad de trabajo para desenvolvernos entre muchos alumnos, la calidad de nuestra enseñanza de Judo, el número de cintos negros que hemos ayudado a formar, los resultados en competiciones que han tenido y tienen nuestros judokas.

Leer más...

Ole Bischof y Yolanda Soler

José Ángel Guedea Adiego

8º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Ole Bischof y Yolanda Soler

En el pasado Campeonato de España, estando con mi amigo Raúl Merino, pasó junto a nosotros Vicente Rochela. Vicente nos saluda y le pregunta a Raúl: ¿ya tienes pensado quien va a ser el siguiente en las Jornadas? 

Y Raúl contesta: Ole Bichof. Vicente sin dudar  dice: seoi nage, ¡qué bueno! 

Y con esta respuesta y sin pretenderlo Vicente me pone en mi sitio. Me hace ver mi realidad actual de desinformación en la que me encuentro.

Leer más...

Veinte años de regalo

José Ángel Guedea Adiego

8º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Veinte años de regalo

“Una noche de 1976 o 1977…”

¿El día que te fallen las fuerzas que harás?, dijo mi madre la noche que le planteé dejar la carrera, (estaba matriculado en Veterinaria), y dedicarme a enseñar Judo.

Traté de hacerle entender que era lo que más me gustaba y que impartiendo clases quizá acabaría teniendo un club, que de alguna manera “podía ser un negocio”, y podría ganarme la vida. 

Tengo que reconocer que pasé una noche angustiosa, sobre todo por el disgusto que estaba ocasionando a mi madre esta decisión. Traté de tranquilizarla pactando el seguir matriculado y aunque fuera más lento, asistir a las clases que pudiera y no dejar de estudiar. Cosa que inicialmente intenté cumplir, pero me fui metiendo en tantos compromisos, que finalmente no pude hacer.

Leer más...